Meri Deal – Angelada

A sus 22 años, cantó ante miles de personas en el Centenario como telonera de Ed Sheeran, acompañó a Tini Stoessel en el Antel Arena y se prepara para dar sus primeros pasos como solista. La voz femenina de la popular banda Toco Para Vos, se consagra como la mayor referente de la cumbia pop en Uruguay. Y va por más.

Meri alta (2)La simpatía de Meri Deal traspasa el escenario, la pantalla y hasta la radio. No es una chica común, tiene ese qué se yo especial que enamora a todos con un poco de talento, otro poco de pasión, una sonrisa contagiosa y una personalidad auténtica. Las canciones de Toco Para Vos tienen millones de reproducciones en Youtube, ocupan un lugar preferencial en el ranking de las principales emisoras y suenan en fiestas y boliches del Río de la Plata.
El arte forma parte de su vida desde siempre: le encantaba participar en las obras teatrales del colegio, adora la poesía y la literatura, aunque –confiesa– la música tiene el protagonismo en su corazón. Estudió canto, piano, guitarra, solfeo y composición; el escenario es su lugar en el mundo y la familia, su cable a tierra. Meri entendió que el éxito va mucho más allá de la popularidad y el dinero: éxito es que el público te elija, y a ella la elige día a día.

¿Sos la primera de la familia en dedicarte a la música o es una pasión heredada?

En mi familia, la música siempre estuvo muy presente; tanto en mi casa, donde sonaban canciones a todo volumen todos los días, como con mis tíos, mis primos y mi abuelo, que tocaba la guitarra y cantaba muy bien… Pero, sí, soy la primera en dedicarme profesionalmente a la música. No quedó en un hobby, sino que también es mi pasión y mi motivación de todos los días.

El éxito llegó cuando aún eras muy chica, ¿creés que te salteaste etapas?

Por suerte, no. El éxito llegó temprano, sí, pero de a poco. Tuve tiempo de ir procesándolo paso a paso, escalón a escalón. Fue un proceso muy lindo, que tuvo sacrificios y momentos duros, pero que no significó saltearme ninguna etapa. Pude balancear mis tiempos entre trabajo, estudio y momentos con familia y amigas, aunque sí tuve que dejar de lado muchos cumpleaños, casamientos y otros eventos. Capaz que tener tanta responsabilidad arriba me ayudó a madurar más rápido, pero mirando para atrás lo veo todo muy sano.

¿Qué es lo más positivo y lo más negativo del éxito?

Lo más positivo es que, gracias al reconocimiento de la gente, puedo seguir haciendo lo que más quiero en el mundo. Gracias al “éxito” puedo dedicarme a la música y seguir subiéndome a escenarios con un público espectacular, alegre y alentador que canta nuestras canciones. ¡Es alucinante! Y ni que hablar de los tantos mensajes lindos que recibimos diariamente de la gente, es muy gratificante. ¿El lado negativo? Quizás es que perdés privacidad, y a veces, hasta la identidad. En muchas ocasiones, la gente crea una imagen, un estereotipo de vos: por ejemplo, me pasó de estar cantando y saltando en conciertos de rock que adoro ir, y que no solo me pidan una foto en un momento de ocio y desconexión, sino que me digan: “¿Qué hacés escuchando rock? Si cantás cumbia”. Termina hasta siendo gracioso, pero al principio me chocaba esa idea inexorable que algunas personas tienen de la cantante de cumbia. También se me hace un poco incómodo que le pidan a la persona que está conmigo, ya sea una amiga, mi mamá o algún familiar, que saquen la foto, porque no me gusta involucrarlos en ese mundo. Me da cosa.

Toco Para Vos fue la primera banda en incursionar en la cumbia pop. ¿Cómo fue el camino de crear un estilo propio?

Fue algo que sucedió de manera completamente espontánea e inocente. Estábamos siendo nosotros mismos, básicamente, no hubo un previo estudio de mercado ni nada semejante. Sentíamos que eso nos estaba haciendo falta escuchar en nuestras propias fiestas, y sin darnos cuenta creamos un sonido propio de Toco Para Vos. Hoy, con 22 años y cinco años de la banda, me parece alucinante, y hasta me impresionan muchas cosas que hemos hecho siendo aún adolescentes. En ese momento, no éramos ni conscientes de la cantidad de personas que escuchaban nuestra música.

¿Qué te inspira a escribir tus canciones?

¡Todo! La vida misma… Soy una enamorada de la vida, la naturaleza, el mar, y escribo mucho sobre eso. Sea cual sea el tema de la canción, siempre están presentes elementos de la naturaleza. También escribí muchas canciones de amor, y como tres o cuatro de injusticias que les sucedieron a otras personas y me conmovieron mucho.

A principios de este año anunciaste tu proyecto como solista, ¿cómo va esta nueva etapa? 

Bien, por ahora tranquila. Hace mucho tiempo que escribo canciones por fuera de TPV, más que nada para mí, como un descargue emocional. Pero las tenía guardadas en un cajón y hoy quiero que salgan a luz, así que dentro de poco van a poder escucharlas. Me emociona mucho la idea, es algo muy íntimo y honesto, espero que les guste.

¿Por qué tuviste la necesidad de abrir un camino paralelo a Toco Para Vos?195A9870-Edit

No lo veo como una necesidad, sino más bien algo que se dio solo. A partir de que me eligieron como telonera de Ed Sheeran, y tenía que hacerlo con mis propias canciones, me di cuenta de que era el momento para mostrar un poco más de mí, de María y no de Meri, la de Toco Para Vos. ¡Ojo! Aclaro que me encanta y disfruto de ser esa Meri también.

¿Qué recuerdos tenés de ese día como telonera de Ed Sheeran?

Ese día fue muy especial, en verdad, toda la semana previa lo fue. Tuve mucho apoyo de mis seguidores en las redes y de todos mis amigos, los chicos de la banda, mi familia y mi representante, que ya es una íntima amiga. Recibí cartas alentadoras y muy lindas de mis seres queridos, regalos, ¡de todo! Y ni que hablar de los medios de comunicación que me dieron bruto apoyo también. La mañana del 20 de febrero me desperté con un desayuno en la cama por parte de una amiga, que después me llevó a buscar mi look para ese día. Sí, había tenido un inconveniente con el que ya tenía preparado. Pero, a pesar de mi estrés, salió todo alucinante gracias a la gente que me acompañó. También, Passenger, Ed y todo su equipo de técnicos fueron muy buenos conmigo, me vieron en la prueba de sonido y hasta en el show cuando no tenían por qué. Después, fui a festejar con amigas junto con Passenger y sus amigos, que nos invitaron, ¡inolvidable!

Cumpliste el sueño de millones de fanáticos al conocerlo, ¿charlaste con él?

¡Sí! Ed vino hasta mi camarín después de mi presentación, y ahí charlamos un rato. Re simpático y muy humilde, por sobre todo. Un increíble artista y gran persona.

¿Te imaginabas tocando en el Centenario para tantas personas?

Era algo con lo que siempre había soñado. El Estadio Centenario para mí siempre fue un lugar icónico, y la emoción que sentí al subirme ahí y ver a toda esa gente fue tal que tuve que contener las lágrimas hasta el momento de terminar. Ahí sí, bajé un solo escalón y estallé en llanto de felicidad.

En Instagram tenés una comunidad de más de 260 mil seguidores, ¿cómo te manejás con las redes sociales?

No soy una experta en redes sociales, aprendo cada día, y podría decir que, de todo lo que implica mi vida y mi trabajo, ¡es lo que más me cuesta! Me encanta porque tengo mucha respuesta de mis seguidores, y de verdad son lo máximo; pero por otro lado, me cuesta estar tan activa como se necesita estarlo. Y a su vez, quiero ser auténtica y transparente, no me gusta subir por subir. Entonces, a veces me puedo pasar un par de días sin postear nada y eso no está muy bueno. Sigo intentando mejorarlo todos los días.

¿Te cuidás a la hora de compartir cierto contenido o simplemente decís lo que querés?

La verdad que me muestro como soy, y por lo general, pongo alguna frase de poemas, canciones mías o autores que admiro mucho. Porque amo la poesía y quiero que las fotos tengan algo de contenido. Igualmente, siempre tenés que tener cuidado con lo que subís para que no le resulte hiriente ni incomodo a nadie. Por ahora, no me fue ni es difícil, pero soy consciente de eso.

Sos una referente para los jóvenes de hoy, ¿sentís la responsabilidad de dar un buen mensaje?

Sí, me encantaría poder transmitirles el amor por la naturaleza para que la gente, cada vez, se concientice más y más de lo importante que es cuidarla. Me gustaría mucho incentivar la poesía, la lectura, la escritura… Disfrutar de estar afuera al aire libre, de los amigos, el deporte y la comida sana, pero también de la fiesta y la diversión. Trato de mostrar el balance, por lo menos en mi vida, de todas esas cosas para incentivar hábitos saludables y fáciles de integrar a la vida diaria.

#MODAYVOS

¿Cómo te llevás con la moda?

No soy muy de seguir tendencias ni estuve nunca pendiente de eso. ¡Pero me encanta la ropa! Me parece que lo que usamos refleja mucho lo que somos, o lo que queremos, al menos, aparentar. Y la verdad es que me importa sentirme bien vestida, aunque no le dedico mucha energía a eso.

¿Qué tres prendas no pueden faltar en el placar de Meri Deal?

Bucaneras, vestidos y camperas. Soy fan de las camperas de todo tipo, tamaño y color.

¿Te gusta cuidar tu estética o sos más bien relajada?

Me importa, pero no soy extremista. Por suerte, lo tengo integrado a mi rutina porque me encanta hacer deporte y comer sano, pero fuera de eso no le dedico muchas horas a mi estética. Más que nada, me importa sentir que mi cuerpo, mi piel y mi pelo están sanos.

PING PONG

¿Un lugar en el mundo?

Tarifa, Hvar, Río de Janeiro, Cabo Polonio. ¡Es muy difícil quedarme con uno!

¿El último libro que leíste?

Cien años de soledad de Gabriel García Márquez.

¿Una comida favorita?

Pulpo y verduras grilladas.

¿Un sueño?

Seguir cruzando fronteras con mi música durante muchos años más. Y tener una gran familia con muchos hijos.

Notas relacionadas

entrevista

Estacionamiento: lugares disponibles