Estacionamiento: lugares disponibles

Tips De Viaje

Villa Serrana – Entre la naturaleza y la civilización

26/10/2017

A unos 145 kilómetros de Montevideo, descubrimos la inmensidad de un rinconcito autóctono de nuestro país que, enclavado en las sierras minuanas del departamento de Lavalleja, reúne las bondades más preciadas de la naturaleza. Villa Serrana está más viva que nunca.

Su paisaje bien podría pertenecer a algún antiguo pueblito europeo de mitad del siglo pasado, con vegetación prominente, pintorescos chalets e interminables senderos naturales. Y es que la historia de Villa Serrana comienza cruzando el Atlántico cuando un grupo de habitantes de alto poder adquisitivo diseña un balneario de retiro alejado de la devastación de la Segunda Guerra Mundial.
Así nace un pequeño pueblo de poco más de cien vecinos con increíbles vistas a los cerros La Leona y Guazubirá, que tras permanecer en el olvido, se transforma en un destino exótico cada vez más preciado.
Sin embargo, su esencia sigue siendo la misma. Aquí, el tiempo corre despacio, el viento sopla con fuerza y los colores del cielo son más intensos.

De todo un poco
Un fin de semana basta para recorrer Villa Serrana de punta a punta y desconectar del agitado ritmo de la ciudad. Dejarse llevar por los encantos que ofrece la naturaleza es premisa fundamental para quienes llegan al lugar por primera vez, y eso es lo que hicimos. La práctica de senderismo es una de las actividades más recomendadas por los lugareños para conocer el entorno a través de sus caminos de tierra imperfectos, sabiendo que no es de extrañar que en ese trayecto se cruce algún animal suelto: vimos ciervos, guazubirás, hurones, mano peladas, carpinchos y una gran variedad de aves asociadas a las lagunas y las cañadas. “Todos trabajamos muy intensamente para mantener ese valioso equilibrio entre la naturaleza y la civilización, y defender un turismo agreste en donde menos es más. La sierra es sencilla y áspera, con espinas y bichos”, nos cuenta Andrés Nogara, consagrado alcalde por los vecinos de Villa Serrana.

Una visita por el Mesón de las Cañas, el Baño de la India y la represa Arq. Stewart Vargas es materia obligada para conocer la biodiversidad que habita este espacio, pero también por el Observatorio Eta Carinae, ubicado a 365 metros de altura desde donde el cielo cobra especial protagonismo. El Ventorrillo de la Buena Vista es otro de los puntos más emblemáticos, seguramente por su posicionamiento privilegiado con una vista única al pueblo.
Para recorrer estos típicos lugares contamos con la guía del guardaparques Claudio Vázquez, quien desde hace dos años acompaña a los visitantes a través de charlas, talleres y caminatas. “Vivir aquí es estar en un espacio de transición entre el campo y la ciudad, pero además una oportunidad para comenzar a practicar una modalidad de vida sustentable en vínculo directo con la naturaleza”, reflexiona Claudio y nos cuenta que dedica sus días a la gestión de los parques, la preservación de los bienes ambientales, la reinserción de especies y los trabajos de investigación que pretenden convertir al monte serrano en una cuenca hidrológica. “Es importante dar a conocer los valores naturales de nuestro lugar para que no se transforme en un modelo que responda a las necesidades de confort”, explica.

Mística y religión
Además de las prácticas vinculadas al ecoturismo, Villa Serrana también es un destino de retiro donde la mística y la religión atraen turistas de todas partes del mundo, en un espacio ideal para dejarnos llevar por nuestras más profundas creencias.
La capilla Nuestra Señora de Lourdes es un paraje interesantísimo, y un punto de encuentro que reúne a fieles católicos en la celebración de misas, bautismos y hasta casamientos al aire libre. También, hay opciones para los que se identifican con la meditación y el yoga en el Octógono Om Shanti, un centro para encontrar la fuerza vital y contemplar el medio ambiente desde una perspectiva espiritual.
Y si hablamos de conectar nuestro espíritu con la naturaleza, las cabalgatas por el inmenso monte serrano no pueden faltar. Los caballos de Angélica son de los más conocidos en el pueblo y no están disponibles para alquiler, sino que es ella misma quien acompaña a los turistas durante un recorrido de casi dos horas a través de los lugares más característicos. Desde la altura del caballo, Villa Serrana luce diferente y somos espectadores de lujo ante la grandiosidad de las sierras.

La estadía
Nos instalamos en una de las cabañas más privilegiadas frente al gran cerro Guazubirá, desde donde fuimos testigos de un atardecer mágico. El complejo SenSei Villa Serrana cuenta con cabañas en impecables condiciones y totalmente equipadas con la medida justa entre lo clásico y lo moderno.
La decoración es armoniosa, y por supuesto, no falta la estufa a leña para completar un entorno acogedor.
Y como un plus adicional, se trata de un complejo 100 % pet-friendly que recibe mascotas de todo tipo y especie.

¿Cómo llegar?
Desde nuestra Terminal, hay frecuencias diarias a la ciudad de Minas con las empresas: Núñez, Expreso Chago, EGA, Corporación CUT, Expreso Minuano, Rutas del Plata y EMDAL. Luego, para llegar a Villa Serrana, la compañía local COSU dispone de servicios los días viernes y domingos con partida desde Terminal de Minas a las 9 h y a las 16 h. El recorrido llega hasta el interior del Barrio Obrero y pasa por puntos emblemáticos como el Ventorrillo de la Buena Vista.

SenSei Villa Serrana
Contacto
098 833 710

Escrito por Rosalía Larocca
Revista VOS
Octubre 2017