Estacionamiento: lugares disponibles

Tips De Viaje

Conociendo Uruguay: Florida

02/11/2016

En sintonía con la naturaleza

A orillas del río Santa Lucía Chico se ubica la capital del departamento homónimo, que ofrece actividades diversas: desde parques y camping para disfrutar del aire libre hasta circuitos religiosos.

prw_6974

Parque Robaina

En la entrada sur de la ciudad de Florida (en la intersección de las rutas 5 y 56, por la avenida Wilson Ferreira Aldunate) el camping parque Robaina propone un descanso placentero con flora autóctona y agreste. Perfecto para disfrutar de asados y picnics bajo la sombra de los árboles en cualquier época del año. Se puede elegir entre setenta parcelas, cada una con capacidad para seis personas y con precios diferenciales según los servicios que ofrece. Además, el camping dispone de parrilleros y parrillas para alquilar con un costo extra, pero accesible. Del mismo modo, hay un servicio de cabañas monoambientes con todos los servicios: wifi, kitchenette, aire acondicionado, baños con agua caliente, alarma y servicio de vigilancia. Cada una tiene parrillero independiente. El predio cuenta con juegos infantiles, canchas de fútbol y vóleibol. Además, hay zonas del río habilitadas para baños, lo que lo convierte en una atracción imperdible. En el margen contrario al camping se encuentra el Prado de la Piedra Alta, repleto de historia, con monumentos, juegos infantiles y un parador. Su nombre se debe a la formación rocosa sobre la que se construyó el puente de la ruta 5. Es el punto elegido por los jóvenes para salir a caminar y tomar mate.

prw_6948

Circuito religioso

La fe colma el espíritu de los habitantes y visitantes de Florida. Tanto la catedral basílica Santuario Virgen de los Treinta y Tres ubicada en la plaza Asamblea como la capilla San Cono son dos clásicos del departamento. La catedral, de estilo renacentista fundada en 1894, luce una enorme puerta central de bronce y los frescos evangélicos captan la atención de quien concurre. Su mayor atractivo es la imagen de la virgen de los Treinta y Tres, patrona nacional, esculpida en 1750. Por su parte, la capilla San Cono (ubicada en Coralio Lacosta y Rodó) cuenta con una imagen traída desde Italia en 1890. Cada 3 de junio Florida se colma de fieles que llegan de distintos puntos del país para venerar al santo.

Estancia San Pedro de Timote

Ubicada en el kilómetro 142 de la ruta 7, la estancia ofrece un entorno inmejorable para descansar con toda la familia y desconectarse de la rutina. En 1997 se transformó en hotel de campo y fue declarado Monumento Histórico Nacional. Un lugar ideal para conectarse con la naturaleza y disfrutar de propuestas gastronómicas caseras y deliciosas en régimen de buffet. Desayunos y meriendas donde abundan panes caseros, galletas de campaña, bizcochos, quesos, dulces y frutas de estación. En el almuerzo y la cena se ofrecen platos típicos de campaña como guiso, asado y sopas, además de platos mediterráneos con ensaladas, tartas y deliciosos postres. Detenerse, apreciar y disfrutar. El día en San Pedro de Timote comienza con el desayuno, compartiendo tortas fritas, mates y una charla en el fogón si el clima lo permite. Luego, se realizan cabalgatas, y si se prefiere, se puede acompañar el recorrido en zorra. Al mediodía, don Beto, encargado de los caballos e ícono del lugar, realiza una reseña histórica para los interesados en conocer mejor los detalles y las instalaciones de la estancia. También pueden realizarse caminatas por el parque, pesca, fútbol, frontón y tenis. El establecimiento cuenta además con dos piscinas abiertas y una cerrada, y ofrece la posibilidad de leer un libro en la gran biblioteca de época, donde por las noches se realizan tertulias muy interesantes.

Centro de Recreación Paso Severino

Este destino es uno de los paseos familiares más tradicionales del departamento de Florida. Situado en el kilómetro 73 de la ruta 5, el Centro de Recreación Paso Severino abre sus puertas todo el año. Se extiende sobre el río Santa Lucía Chico, donde se encuentra la represa de Paso Severino. El centro se edificó para albergar al personal que trabajó en la construcción de la represa, en 1989. En 1992 comenzó a funcionar como complejo recreativo, cuando los funcionarios decidieron solicitarlo como centro para vacacionar, con lo que evitaron su demolición. En los inicios era de uso exclusivo de sus trabajadores, pero luego se abrió al público general. El centro ofrece variedad de actividades e instalaciones para disfrutar a pleno. Desde canchas de fútbol y básquetbol, un amplio salón de maquinitas con tejo y pool, a un gimnasio al aire libre y piscinas. Además, hay un equipo de recreadores que organizan actividades como caminatas, pescas, cacerías de tesoros, bingos y jornadas de cine. Los parrilleros abiertos están disponibles y no tienen costo, mientras que los cerrados cuestan, aproximadamente, $ 500 por día.

prw_6967